Compartimos los mismos intereses:

martes, 31 de julio de 2018

http://www.tell.cl/magazine/23980/laserena/julio/2018/entrevistas/cotidiano-y-terrenal.html

http://www.tell.cl/magazine/23980/laserena/julio/2018/entrevistas/cotidiano-y-terrenal.html


jueves, 19 de julio de 2018

Libro Un ángel para mi abuela en Feria del Libro de Vicuña Invierno 2018

Feria del Libro de Vicuña, 18 de julio  ya atardeciendo sin rayitos de sol, en realidad tarde muy fría, invitadas por la Municipalidad de Vicuña y organizada por la Corporación Cultural Municipal estuvimos junto a Marcela Reyes quien generosamente presentó mi libro Un ángel para mi abuela, lo pasamos muy bien, definitivamente la literatura nos renueva y nos saca de la monotonía, Mis gracias también a Paulita que sacó las fotos y al público que escuchó nuestra presentación. Gracias.
Compartí la lectura de mis cuentos Caminantes.

 La palabra siempre nos devuelve al origen,  somos cuánto somos al mirar, observar, soñar y en un momento o largos momentos escribir.

jueves, 28 de junio de 2018

Lanzamiento Libro Un ángel para mi abuela de Oriana Mondaca Rivera

Una tarde de Otoño en la Casa de las Artes de Coquimbo se realizó el lanzamiento del libro Un ángel para mi abuela.
Agradezco de manera especial a Rina María Araya de la casa de las Artes a sus funcionarios, a las autoridades de la Ilustre Municipalidad de Coquimbo y de Cultura que estuvieron presentes, a los artistas, a la mágica voz de Cecilia Moreira, a los amigos, familia  y mis hijos. De manera especial agradezco también a Marcela Reyes Harris quien presentó el libro, como siempre genial.
Comparto el texto de Marcela Reyes.



PRESENTACIÓN DEL LIBRO “UN ÁNGEL PARA MI ABUELA” DE ORIANA MONDACA RIVERA



El libro de cuentos “Un ángel para mi abuela” de la escritora, poeta e investigadora Oriana Victoria Mondaca Rivera, bajo el alero de la Editorial Forja, fue editado durante diciembre del año pasado y publicado durante los primeros meses de este año con un total de 500 ejemplares en su primera edición.

La autora nació en el mes de octubre en la primaveral ciudad de La Serena y tiene como profesión ser profesora de Estado en Castellano, además de su desempeño como poeta, investigadora y escritora. Actualmente es Directora del Liceo Técnico Marta Brunet, un nuevo desafío luego de haber estado el año pasado como rectora del Liceo Gregorio Cordovez. Allí se destacó su preocupación por humanizar la educación municipal, convirtiendo a este emblemático centro educacional en un espacio de participación y excelencia académica, dejando como legado la recuperación del patrimonio histórico que forma parte de la historia académica de nuestra ciudad.

Oriana ha sido antologada en diversas obras:

Ø  Libro de oro de la poesía Regional.
Ø  Arqueo de la Poesía de la Región de Coquimbo.
Ø  Antología de poesía Femenina Contemporánea del Valle de Elqui.
Ø  Antología Escritores de la Macro Zona Norte.
Ø  73 Micro-cuentos a 40 años del Golpe Militar.
Ø  Madriguera de Palomas, Antología de Poetas de La Serena.
Ø  Narrativa en el Café.


Y cuenta con las siguientes publicaciones:
Poemario “Lienzo de Verónica”, colección Tierra Elqui, Editorial Albricias.
Antología de cuentos: ¿Dónde están los ángeles?  Primer lugar Fondo Editorial Manuel Concha, editorial Municipalidad de La Serena.

Ensayo “Sentimiento Religioso y alusiones Bíblicas en la obra de Gabriela Mistral”, Colección Tierra Elqui, editorial Albricias.
Obtiene Beca de Creación Literaria con el Proyecto escritural: Antología de cuentos Transeúntes. Consejo de la Cultura y las artes.

Persona distinguida por la Ilustre Municipalidad de Vicuña y La Serena, por aporte a la difusión de la obra de Gabriela Mistral.
Participa en homenajes a Gabriela Mistral en Chile, Argentina, Perú y Polonia.


En primer lugar quiero destacar que la invitación que hizo la Editorial Forja a Oriana marca un precedente para el trabajo editorial de nuestra región porque, en esta ocasión, la autora se suma a la edición y publicación profesional de su obra, apareciendo como una alternativa a nivel nacional con distribución en todo el país, lo que finalmente quiere decir que debió someterse al ojo crítico del editor y pasar por todos los procesos relacionados a este trabajo antes de ser publicada su obra.

El libro “Un ángel para mi abuela” es una compilación de 15 cuentos que remecen en lo más profundo a quién las esté leyendo pues aparecen imágenes impactantes que se van sucediendo de una narración a otra. Es el reflejo de la vida misma, donde los personajes transitan por el mundo real, cotidiano al nuestro, pero que no somos capaces de reconocer como un sujeto “cercano” pese a que están ahí, con su realidad paralela a la nuestra.

Cada historia está contada con los ojos sensibles y alertos de la escritora y poeta, la una y la otra juntas. Insisto, la escritora y la poeta. La narración es fortalecida por la interpretación poética de la vida, una que no sólo versa a la belleza sino que se vuelve poesía impactante y realista, crudamente realista, de cada una de las historias de los personaje, mientras que la escritora en un primer caso cuenta lo que sabe, lo que crea, lo que vio, escuchó o interpretó. Una narra y la otra impacta el cuento con las sensaciones que sólo la poesía nos da, en una dualidad perfecta, rodeada de armonía y oficio, que finalmente construyen este libro.

Oriana también explora en el lenguaje, se hace cómplice de sus personajes que sólo a ella confían sus nombres, que son muchos nombres porque se repiten los destinos. Es así como en las páginas del libro aparecen como “Muñeca”, “Hijo”, “Padre”, “Suicida”, entre otros, para que así no se determine una identidad, que no se oculta como método de protección, sino porque tras ese nombre genérico se encuentran las historias repetidas de la mujer abusada, violada, el maltratador, el desesperanzado. Todos pierden una identidad nominativa y se vuelven cotidianos como la violencia, la desesperanza y la injusticia de este país.

Los relatos se suceden principalmente en paisajes vecinales, poblacionales, cités y conventillos, convirtiéndose en una forma para la autora de denunciar en cada uno de ellos la desigualdad social y de género, exponiendo cómo la sociedad de consumo, el capitalismo y el machismo deja como víctimas finalmente a los más pobres, a los que no tienen  acceso a la educación y a la salud, a los que no pueden satisfacer sus necesidades básicas o hacer valer sus derechos humanos.

Esa es la desigualdad que denuncia Oriana, inspirada en estas historias donde sus personajes nos muestran y viven las consecuencias de la marginación, de ser el patio de atrás de la clase dominante. La prostitución, las drogas, la frustración, e abandono y la desilusión van construyendo la realidad de cada protagonista. Lograr transmitir eso de manera íntegra es lo que impacta de su relato, donde cada vivencia de estos cuentos es una muestra de la capacidad de empatía con el sentido de cada acción, conflicto, desarrollo y desenlace de las historias.

Es así como Oriana se compromete con la historia de este país y salva a sus personajes que no son malos, tan sólo son consecuencia de todos y todas los que miramos desde las comodidades de nuestras casas, universidades, teatros y centros culturales a todos aquellos que viven la vida del “otro”, ese “otro” que fue a la escuela con número, que vive en la miseria y que finalmente no lograría sobrevivir, pero la autora los salva porque los conoce, fueron sus alumnas, sus  
alumnos, sus vecinos y vecinas, sus comuneros, sus desaparecidos.

Entonces, ¿Por qué Oriana comparte estas historias con nosotras y nosotros? Hay un primer libro que antecede a este y se llama “Donde están los ángeles” y que también cuenta historias agudas, tristes, de jóvenes, adolescentes, niñas y niños abandonados. “Un ángel para mi abuela” parece ser la continuación de lo que pasó con ellos y ellas, las consecuencias de ese embarazo en la adolescencia, las cicatrices de la violación. Son los abuelas y abuelos de las historias que hoy nos trae, para que no nos olvidemos de ellos, pese a la memoria frágil, porque los explotados están donde siempre y crecen hacia el cerro.

“Un ángel para mi abuela” es el aliento y la esperanza, es la divinidad que podría salvar o cuidar a los abandonados y abandonadas, a los incomprendidos e incomprendidas. Es el ángel que todos y todas esperamos. Oriana lo construye, no para ella, se lo da a sus personajes a quienes conoce bien, porque ella simplemente plasma en el papel aquello que la vida ha puesto en su camino tantas veces. 
Es así como quiero reconocer el trabajo literario de mi amiga Oriana Mondaca en este libro y la fuerza que ha tenido para poder soltar estas historias. La fe que pone en los ángeles para que la ayuden a cambiar las cosas ayuda a evidenciar un mundo que sabemos que existe pero que decidimos no verlo ni hacernos cargo, sin embargo ella sí lo hace, a diario, y ahora nos invita a leer y comprender lo que nos rodea por medio de su obra hecha con fascinación, hecha con perfección, hecha con amor, con sus ángeles y los de la abuela, quienes la acompañan a todas partes.

Marcela Reyes Harris
Mayo 2018


Lectura de Lienzo de Verónica en Galpón Cultural de la UCN

Un Viernes ya en la tarde, pude compartir mi poesía de Lienzo de Verónica en el Galpón Cultural de la Universidad Católica del Norte.
Una linda experiencia gracias a quien lo Coordina la profesional señorita Linda Cancino.
Muchas gracias por la invitación y la oportunidad.

jueves, 1 de marzo de 2018

"Paréntesis" un recorrido por la trayectoria de mi cáncer


PARÉNTESIS


                                                                                 

¿Por qué paréntesis? Porque vivimos en un  mundo que gira con rapidez,   desde la mañana hasta  el último minuto del día. Cada jornada y página del calendario    nos conduce     por distintos pasadizos de nuestra historia, y llevan, sin dudar, al mañana,  sucediéndose la     vida con    la      certeza que todo lo que  se decreta es,  todo lo  controlamos y cada minuto  cuenta.
Pero, vino el detenerse en abrupto freno.  Pasaron los     equinoccios, lluvias, estío,  las hojas se desparramaron por las   avenidas, los  brotes nos engalanaron,  mientras debí esperar,  esperar y  esperar.

                                                                           (Septiembre  2016- agosto 2017)

Realidades 

¿Cuándo nos acordamos del sentido de las cosas?
¿Cuándo  se nos acaban las  respuestas?

¿Cuándo definimos, la soledad,  
en la simpleza del silencio?.

Respuesta:
Cuando nos miramos al espejo 
sin maquillajes,  cejas, ni pestañas.

Estamos frente a una fotografía surrealista
a solas con nuestras verdades,
con el dolor,  desarraigo o frustraciones.

No nos reconocemos,
compulsivas  buscamos  fotografías, 
nos revelamos. Hay vacío,
silencio,  incertidumbre.

Cae una lágrima, esperando  el  amanecer.
Nos apuramos para  que corra el calendario
y  ahí está: el día que tiene que venir.

______


Metástasis

Invadió mi cuerpo.
Sigiloso se adentró
en mis entrañas.

Sin aviso,
abortó la travesía.
Naufragio.

Irrumpío, se apodera,
obliga a definirlo,
buscarlo, dimensionarlo.

Nos apremia,
une, intimida.

Que no llegue al alma.

No maldigo está en mí.

(Una obra Inscrita, cuenta con Derecho de Autor)

jueves, 22 de febrero de 2018

Lienzo de Verónica de Oriana Mondaca Rivera en Feria del Libro de Ovalle




Fuimos invitadas a la Feria del Libro organizada en el Valle del Limarí en la ciudad de Ovalle, fue una linda experiencia, muy interesante y motivadora. La plaza de Ovalle se llena de literatura por días de la que puede disfrutar todo el que pase por el sector. Enriquecedora y mágica tarde.

Lienzo de Verónica también se presentó en noviembre 2017 en Biblioteca Municipal de Coquimbo


Lienzo de Verónica
Publicado el Noviembre 24, 2017 - 12:55

Con un buen marco de público se llevó a cabo el día 23 de Noviembre, el lanzamiento del libro “El Lienzo de Verónica”, de la autora serenense Oriana Mondaca Rivera. La actividad presentada por esta Profesora de castellano y Orientadora, transcurrió en un grato ambiente mientras  se desarrollaba la declamación de textos poéticos de la autora  que aparecen en el libro presentado, así como de un poema de la insigne Gabriela Mistral. Cabe mencionar aquí que la poetisa Mondaca es una devota seguidora de la trayectoria de la premio Nobel, lo cual se ve reflejado en su propio trabajo. La concurrencia participó activamente del encuentro, aportando comentarios, haciendo consultas y felicitando a la creadora.
 En resumen, se trató de una gratificante reunión en la Biblioteca, la cual agradó de sobremanera a los usuarios asistentes, llevándose una grata impresión de los momentos vividos en este verdadero regalo literario que nos ofreció esta eximia artista regional de las letras.


Gracias a todos por asistir.





Sentimiento Religioso y Alusiones Bíblicas de Oriana Mondaca en Biblioteca de San Juan



       

Usted está aquí: Inicio http://www.legislaturasanjuan.gov.ar/media/system/images/arrow.png Publicaciones http://www.legislaturasanjuan.gov.ar/media/system/images/arrow.png Teología cristiana http://www.legislaturasanjuan.gov.ar/media/system/images/arrow.png Sentimiento religioso y alusiones bíblicas en la obra de Gabriela Mistral
Sentimiento religioso y alusiones bíblicas en la obra de Gabriela Mistral
·          

·         A a


Ya consagrada, en un discurso pronunciado en Washing-ton, Gabriela Mistral sostuvo ser una mujer cuya religiosi-dad anhela justicia social.
La autora sostiene el profundo conocimiento de la Biblia por parte de la poetisa, que le permitió unir lugares, expe-riencias y dolores bíblicos en sus creaciones.
Este libro permite que Gabriela Mistral invite, “con su sentido religioso, a recorrer un sendero que ningún artista chileno nos ha presentado, y que es tan magnífico como que nace de su voz más profunda, de sus sentidos más plenos: la voz de su espíritu”
Información adicional
·         Signatura: CH230/M691mo
·         Autor/es: Mondaca Rivera, Oriana
·         País: Chile



Colección Binacional Paso de Aguas Negras.
Gobierno Regional de Coquimbo y Colegiatura de San Juan.






miércoles, 21 de febrero de 2018

Presentación del Libro Lienzo de Verónica en Feria del Libro de La Serena 2018.

Con mucha alegría pude presentarme en la Feria del Libro de La Serena, que este año se centró en la mujer, como referente en la literatura nacional, en la oportunidad mi libro se presentó junto al de Nury Larco y su libro Despúes del Aire. Marcela Reyes Harris fue la encargada por Ediciones Albricias de introducir la lectura.
En la oportunidad con emoción leí el poema Detenidas desaparecidas, presentando al público el rostro de cada una de las mujeres a quienes hago alusión  en el poema.
Como siempre agradezco a todos quienes se dieron el tiempo de asistir y escuchar poesía.

Poema

19– 20 - 21 – 22 - 23 -26 – 27- 28 -29 años

Hijas -  Nietas
Hermanas - Tías -  Sobrinas
Esposas -  Madres – Abuelas.

Del norte -  del centro - del sur.

¿Dónde quedaron  las sonrisas, sus puños, su voz?
 Dónde están?


María Jaui Petersen 19 años.
Naldìa Mena Alvarado 20 años.
María Inés Alvarado Borgel 21 años.
Jenny Barra Rosales 23 años.
Diana Arón Svigilshi 24 años.
María Teresa Bustillos Cereceda  25 años.
María Galindo Ramirez 26 años.
María Andreoli Bravo 27 años.
Jackeline Binfa Contreras 28 años.
Marta Silva Neira Muñoz 29 años.

¿En qué trinchera dejaremos una flor?
____________

Estos son sus rostros:

María Luz Alvarado Borgel

María Androli Bravo

 María Teresa Bustillos Cereceda
Jenny Barra Rosales

                          María Isabel Joui Petersen
María Galindo Ramirez

                                    
                                                 Nalvia Mena Alvarado

Jackeline Binfa Contreras
Diana Arón Svigilshi 


Nota del escritor y editor de Antofagasta Sergio Gaytan. sobre mi libro "Sentimiento religioso y Alusiones Bíblicas de Gabriela Mistral


La Gabriela de Oriana Mondaca
Sergio Gaytán M.
Nuestros extensos territorios del Norte chileno, a veces, nos impiden conocer lo que se hace, en literatura,  en ciudades cercanas. Nos sucedió en la Feria “Crea, arma tu libro”, con “Sentimiento religioso y alusiones bíblicas en la obra de Gabriela Mistral”, 2012, de la serenense Oriana Mondaca R., documentado ensayo que se rige por la exégesis de textos bíblicos, siendo ella mujer laica.
El ensayo se centra en las re-lecturas de “Tala”, “Desolación” y “Lagar” (es el largo camino que debe recorrer y retener en todas sus posibilidades el que pretende escribir sobre aquello) y compara el conocimiento bíblico de la poeta y su correspondencia. Doble y paciente lectura de la profesora contemporánea, que ha dedicado parte de su vida a difundir la obra de la Nobel de Vicuña.
Trabajo no menor es revisar el texto poético mistraliano con lo planteado en el libro de los libros, tanto en el antiguo como nuevo testamento, frente a los que Gabriela reconoce “donde se quedaron mis ojos largamente” y nos recuerda que fue su abuela paterna la que la “obligó” a leer y “que será para la niña un mundo maravilloso de seres que viven, sienten y alaban a un creador y que será el libro del que jamás se apartará y en el cual encontrará por siempre la mejor compañía”.
Referencias a hombres, mujeres (más de una Ana, por ejemplo, la madre de Samuel y la del evangelio de San Lucas; más de cuatro María, la madre de Jesús, la hermana de Lázaro, María Magdalena, sin olvidar a María de Magdala y la de Betania), sin forzar nada, rigiéndose solo por la linealidad de lo expresado.
A años de sus escritos, las posibilidades de acercarse a la obra mistralianas siguen vigentes y producen nuevas lecturas y distintas interpretaciones, según el canon que se utilice para desentrañar el fondo de su poemas. Pese a que algunos postulen, desde mi punto de vista, erróneo, que el tiempo de la Mistral ha pasado y que correspondería ahora a Stella Díaz Varín (lo expresó un “poeta” serenense), todavía a Gabriela Mistral le quedan kilómetros para seguir desentrañando su quehacer.